El escudo de La Horra


Hacia 1925, durante la dictadura del general Miguel Primo de Rivera, el Ayuntamiento de La Horra acondicionó la Fuente Abajo para mejorar el abastecimiento de agua al pueblo, además de, se supone, reparar el lavadero, el pilón y los caños que todos podemos ver aún; embelleció estos últimos con un escudo, cuya procedencia, muy a pesar nuestro, es desconocida.
Andando el tiempo, otro Ayuntamiento ha elevado a categoría de oficial lo que ya se venía considerando como oficioso al menos desde los años cincuenta: considerar ese escudo de la Fuente Abajo como el escudo del pueblo y hacerle figurar en cartas y documentos de todo tipo.

¿Qué elementos le componen?

Bajo una corona almenada, es un escudo de tipo español, cuadrilongo, redondeado en sus ángulos inferiores, y terminado en punta en medio de la base. Al estar cuartelado en cruz, es decir, dividido en cuatro cuartos o cuarteles, los dos inferiores son ligeramente mayores que los superiores. La corona, entre griegos y romanos, significó en principio una recompensa extraordinaria al valor; en el ejército romano había ocho clases distintas de coronas para premiar el mérito militar; una de éstas era la corona mural, que se concedía al primero que, en el asalto a una ciudad o campamento fortificado, escalaba la muralla. En la heráldica actual las coronas murales destinadas a los escudos de las distintas ciudades se forman de murallas almenadas.

Las tres cuartas partes del escudo, o sea, los dos cuarteles superiores y el inferior izquierda, carecen de toda peculiaridad, pues llevan, respectivamente, el castillo del reino de Castilla, el león rampante, armado y uñado del reino de León y las cuatro barras sobre fondo amarillo de la Corona de Aragón; nada original, pero su presencia en este escudo nos habla de España, es decir, de Castilla, León y Aragón (recordemos que la Corona de Aragón incluye a Cataluña, Valencia y Baleares, además del reino de Aragón propiamente dicho), juntas y unidas.

Si lo comparamos con el escudo de la España actual sólo faltan las cadenas de Navarra y la granada del reino del mismo nombre, pero debemos recordar que tanto Granada como Navarra quedaron englobadas en su momento, 1492 y 1512, respectivamente, en la Corona de Castilla.

El último de los cuarteles es, sin embargo, totalmente novedoso: aparecen en él cuatro figuras, que se reparten casi por igual el cuartel, conteniendo una bandera, dos redondeles o monedas, una cruz y un trébol de cuatro hojas. La bandera tiene una forma particular, al ser dos veces más larga que ancha, asemejándose a los pendones (del latín pannus, paño) que llevaban los mariscales de Castilla. Se llamaba “pendón o caldera” el privilegio que daban muchos reyes a los ricos hombres de Castilla cuando acudían en su ayuda con sus gentes; consistía en traer un pendón particular en señal de que podían reclutar tropas y una caldera como distintivo de que las mantenían a sus expensas. Tal bandera de nuestro escudo también puede tratarse de un estandarte, que era usado por los caballeros de dignidad y los grandes capitanes. En fin, quienes hiciesen figurar una bandera en su escudo sin duda aludían a que su familia había tenido en otra época poder militar propio.

Los dos redondeles pueden ser bezantes, es decir, monedas, o roeles. La palabra bezante se supone que deriva de una moneda del Imperio Romano de Oriente, el bezante, que en latín se llama bizantius, al proceder de Bizancio, la actual Estambul. Este tipo de moneda lo pusieron por armas en su escudo la mayoría de los caballeros que tomaron parte en la conquista de Tierra Santa (se supone que en la Primera Cruzada, de la que ahora se cumplen 900 años) en memoria de haber arriesgado su vida y derramado su sangre por la religión cristiana. Por otro lado, las figuras redondas simbolizan la eternidad, por no encontrárseles principio ni fin.

Pero también los dos redondeles pueden ser roeles o tortillos piezas redondas y llanas. El origen de los roeles es casi mítico: proviene de cuando el rey Arturo instituyó la Orden de Caballería de la Tabla Redonda, pues dio roeles por blasones a los caballeros que fueron admitidos en su orden. Es interesante destacar que a lo largo de toda la historia conocida de La Horra sólo ha habido una familia hidalga, noble, con derecho a tener escudo nobiliario y a ser llamada con el “don” delante: los Ordóñez; es éste un apellido, por otra parte, que corresponde a varias familias distintas, descendientes de los diferentes reyes de León que se llamaron Ordoño (hubo cuatro entre el año 850 y el 960); de esas familias de apellido Ordóñez se conservan tres escudos, todos distintos pero tienen un elemento en común: un número variable de bezantes o roeles. ¿Se puede sacar alguna conclusión de esta coincidencia?.

La cruz procede de la época de las tantas veces mencionadas Cruzadas: algunas familias adoptaron cruces en sus escudos para denotar que habían estado en ellas; más tarde, como cada caballero quería tener su propia cruz, fueron modificando las formas de las ya en uso, naciendo igualmente cruces nuevas con las familias ennoblecidas.

En cuanto al trébol, forma parte de las figuras de las plantas, árboles, flores, etc., que son bastante frecuentes en heráldica. Aquí tiene la originalidad de tratarse de un trébol de cuatro hojas, bastante difícil de encontrar, y de ahí que se le considere un símbolo de la suerte y una alusión a la fortuna de quien lo lleva en su escudo.

La descripción heráldica del escudo podría ser ésta: escudo cuartelado en cruz, coronado de corona mural, posiblemente alusiva al carácter de villa que La Horra tuvo desde 1725. En el primer cuartel, castillo de oro (amarillo) sobre campo de gules (rojo); en el segundo, león rampante de gules, uñado y dentado, sobre campo de plata (blanco); en el tercero, cuatro barras de gules sobre campo de oro; en el cuarto: sobre campo de gules, arriba un estandarte de púrpura y dos roeles de plata, y abajo, una cruz de sable (negro) y un trébol de cuatro hojas de sinople (verde).

Resumiendo: desconocemos el origen del escudo, pero podría tener que ver con la familia Ordóñez, tantos siglos convecina de La Horra ; esta familia podría querer resaltar en su escudo su antigüedad, ligada a las Cruzadas, su fidelidad a la religión cristiana y su fortuna y valor militar; pero todo ello unido al escudo de España, como símbolo de patriotismo. Sea esta explicación del escudo, a la espera de hallar datos más concluyentes; en cualquier caso creo que podemos sentirnos orgullosos de un escudo así. (Fuente: Benito Royuela Rico -revista El Galán Nº 24)

Por todo lo dicho fue publicado en el B.O.C. y L. del 2 de marzo de 2007 que el escudo tiene la siguiente descripción:

ESCUDO HERÁLDICO:

Escudo cuartelado en cruz.
1º. En campo de gules, castillo de oro mazonado de sable y aclarado de azur.
2º. De plata, León rampante de gules, linguado, uñado y armado, coronado de oro.
3º. De oro, cuatro palos de Gules.
4º. De gules. Un pendón en dos farpas, una cruz tremolada ambos de plata, y dos bezantes y un trébol de cuatro hojas de oro.
Al timbre corona real cerrada.

 


Inicio | Historia | La ribera del Duero | La Horra | El vino | Las bodegas | Bodega Mataburras | Libro visitas | Enlaces | Contacta

© CopyRight by A.R.B.E.B.B.L.F.C ..2006. All Rights Reserved. Resolución 1024 x 768.